sábado, 22 de septiembre de 2007

YOGA: CIENCIA Y CREATIVIDAD


Para empezar quiero agradecer a la profesora Ivette por preocuparse por nosotros y darnos la oportunidad a los que aún no habíamos asistido a una clase de yoga.


Fue una muy buena experiencia que nos ayudo a relajarnos y ha olvidarnos por un momento de la escuela, de los amigos y de todos los problemas personales. Nos enfocamos más en nosotros mismos, que muchas veces se nos hace difícil ver por nosotros mismos.


Antes de la clase yo estaba demasiada adolorida de la espalda de tanto estrés de la escuela y de cuestiones personales, en ese momento sentí una gran estabilidad en mi cuerpo y una tranquilidad que desearía estar nuevamente pasando por ese momento.


Me agrado tanto esta clase, que ahora tengo una opinión distinta del yoga. Quisiera comentar que cuando supe que teníamos que ir de blanco y con una toalla, luego me supuse que en ese taller haríamos yoga. La verdad, al principio no me agrado la idea, pero era porque no conocía realmente como era una clase de yoga. Después me di cuenta que este es uno de los talleres que más me han gustado, a pesar de que al final si me sentía como cansada y lo único que quería era dormir y no saber de nadie más.


Además creo que esta clase fue muy interesante debido a la profesora que no las impartió, creo que ella tuvo bastante que ver para que a mí me gustara tanto esta clase. Nos motivo tanto que hasta yo quede sorprendida de mi participación en esta clase.


Ahora quisiera comentar lo que más me gusto y lo que no me agrado del todo. Creo que coincidiré con varios de que la mejor parte de la clase fue en el momento de la relajación donde por un momento estaba tan relajada que se me olvidó que estaba en la clase y ya me estaba quedando dormida, porque a partir de que entré a la universidad difícilmente he podido dormir tan relajada. Pero la parte que no me gusto del todo fue en la meditación, se me hizo muy tediosa y ya no lo hacía con tanto interés. Pero consideró que probablemente es debido a que después de la relajación, queríamos seguir así pero eso no era posible porque debíamos seguir con el proceso.


Por último, de estos talleres yo quiero bastantes, creo que sería bueno recomendar a otros profesores esta clase, porque nos ayudan bastante y nos hacen sentir mejor.